¿Paz o subversión institucional?

DSC00160.JPG

Bogotá 01 de mayo de 2017.

Todo en el Congreso ahora gira alrededor de las Farc. Una nueva perla fue aprobada en primer debate a favor del grupo terrorista, que lejos de intentar construir escenarios reales de paz, está atesorando elementos que lo conduzcan al poder totalitario, burlándose en complicidad con el gobierno de quienes creyeron en el cumplimiento de los acuerdos.

Las Farc tendrán derecho a constituirse en partido político, sin ningún requisito hasta 2.026 con una financiación del Estado que sobrepasa la de cualquier otro y obteniendo adicionalmente un 7% anual de la apropiación presupuestal para el funcionamiento de partidos, con miras a difundir su propaganda comunista y adoctrinar comunidades.         No satisfechos con esto, también se verán beneficiados con la reducción del umbral del 3% al 0.3% del censo electoral, para obtener Personería Jurídica, modificando el Artículo 108 de la Constitución de Colombia, proyecto al que he presentado ponencia negativa.

De otro lado, la Reforma Política Electoral propuesta por el Ministerio del Interior y adelantándose en el Congreso, promete ser la creación de otro monstruo en el allanamiento del tortuoso camino al comunismo que el gobierno Santos disfrazó tramposamente de “paz”. Toda la reforma que el Ministro Cristo califica como una “revolución pacífica a la política colombiana”, está diseñada maquiavélicamente para imponer a las Farc en el poder de Colombia, sin que hayan hecho lo mínimo para merecerlo. Esta nueva reforma contempla reducir la edad para votar de 18 a 16 años, (recordemos que el gobierno se ocupó juiciosamente de impartir la “cátedra para la paz” en todos los establecimientos educativos del país), implementar el voto obligatorio por dos periodos, extender el periodo presidencial a 5 años, eliminar la figura de Vicepresidente, modificar el Estatuto de la Oposición y el financiamiento total de las campañas políticas.

Y como si fuera poco, la Misión de Observación Electoral – MOE está “estudiando” la eliminación de la Registraduría, uno de los organismos que si bien puede ser objeto de mejoras, no debe sustituirse para entregársela en bandeja de plata a las FARC.

Se está planeando también la creación de una “Súper Corte” con poderes omnipotentes que pasará por encima de todos los entes de control. La proyectada Corte especial, contaría con la participación de la Fundación Carter, especializada en “observaciones electorales” como las de Venezuela, cuyo sistema electoral fue calificado por Jimmy Carter como “el mejor del mundo”.                       

El hambre de dominación total no tiene ningún límite y  el encargado de saciarla es Juan Manuel Santos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s