La Visita del Papa

13417463_530001483852229_496389513066056656_n

Bogotá, 13 de agosto de 2017.

La Visita del Papa.

La próxima visita del Papa Francisco, despierta toda clase de sentimientos encontrados y pasiones dentro de la comunidad cristiana.

Hay quienes consideran que el Papa Francisco, es un Papa progresista y un transformador de una iglesia arcaica, cuya misión evangelizadora debe precisamente incluir todas las diferencias de una sociedad diversa.

Otros, por el contrario, como José Galat, señalan que es un “papa falso” y que su visita puede inducir a los colombianos a una desgracia. Afirma también; que es un Papa ilegítimo por cuanto su predecesor fue obligado a renunciar. Lo califica de  farsante y afirma que niega verdades de la fe cristiana y confunde a la gente con herejías.

También hay cristianos no católicos que consideran que ha ido demasiado lejos y que sus prolongados silencios e indiferencia frente a hechos inaceptables de regímenes represivos, ha levantado sospechas de posibles simpatías por regímenes de izquierda radical.

En este sentido, se concluye que quien funge de representante de Dios en la tierra y como tal debería condenar abiertamente la injusticia, terminó de alguna manera siendo tolerante con ellas.

Para ejemplo, se cita su visita a Cuba, que resultó tan frustrante para los cubanos como exitosa para el régimen. Con desilusión, líderes  activistas de derechos humanos como las Damas de Blanco, observaron cómo el Papa Francisco departía  abiertamente con los hermanos Castro, en vez de aliviar el dolor de aquellas mujeres y madres que terminaron siendo absolutamente ignoradas.

Asimismo se cuestiona su posición frente al desastre humanitario de Venezuela, producto de la dictadura chavista, que ha causado perplejidad. A gritos, le pidieron los venezolanos pronunciarse; y no solamente hizo oidos sordos a su clamor, sino que fué abiertamente despectivo cuando Lilian Tintori viajó al Vaticano a suplicar audiencia. Esta vez tampoco el Santo Padre tuvo la benevolencia cristiana de recibirla.

Bien distinta fué  la misión  de Juan Pablo II y sus esfuerzos por tumbar el comunismo en Polonia y derribar la cortina de hierro, para liberar los pueblos oprimidos de la Europa del Este.

Así, pues, con emoción por una parte de la población y con rechazo, desazón o tristeza, por otra, se espera su controvertida visita en un clima creado alrededor del un evento que tampoco parece  regocijar a todos; porque se presume que se enaltecerá una farsa rechazada en las urnas y se bendecirá un acuerdo donde los que masacraron a cientos de miles de inocentes, quedarán impunes.

María Fernanda Cabal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s