Colombia debe recuperar la dignidad y decencia

Unos trastos viejos, unas botas usadas, unos traperos sucios y unos cuantos exprimidores de naranjas; fueron parte del inventario presentado por los terroristas de las Farc, para reparar a sus víctimas.

La simbología de semejante pormenor, no solamente representa una burla para los colombianos, sino que desdibuja completamente la reiterada afirmación del gobierno, en la que las víctimas serían objetivo central de los «beneficios» del acuerdo de paz.

Los demás bienes y posesiones ofrecidos por las farc para la supuesta reparación, adquiridos a sangre y fuego no representan ni un mínimo porcentaje de su verdadera fortuna. Décadas de abigeato, extorsión, secuestro, narcotráfico y minería ilegal, terminaron siendo ocultados con burla incluida.

Profundamente indignante, que el Vicepresidente, Óscar Naranjo, haya salido en defensa de semejante intento de humillación y revictimización; asegurando que tal inventario, fué una simple «equivocación». El país entero, incluidos quienes vendieron su apoyo a cambio de espesa mermelada, entienden que era absolutamente ridículo relacionar «calderos, platicos y sal de frutas» y hasta las intangibles e insultantes cirugías de pene y várices.

El grupo terrorista, que ha sido beneficiario de toda clase de prebendas excesivas e inimaginables a cambio de una firma, que representó la trampa y el asalto más cínico y vil a los colombianos, sigue triunfalistamente queriendo pisotear el derecho de las víctimas.

La dignidad de un pueblo, refleja la estatura de su evolución como sociedad. Lo que hoy vivimos es un perverso remedo, en el que el estado de derecho se pervirtió tras un acuerdo de paz que esconde las verdaderas intenciones de quienes hicieron carrera criminal y hoy son premiados con poder e impunidad total.

Ese, es el vergonzoso resultado de un pacto para acabar con la institucionalidad, la democracia y la dignidad de Colombia.

Nunca se vió tanto cinismo patrocinado y promovido por un gobierno.

Colombia debe recuperar la dignidad y la decencia.

@MariaFdaCabal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s